Jueves, Feb 25th

Last updateMar, 23 Feb 2021 9am

Home > Literatura

Literatura

Ya nadie escribe cartas de amor

jose prats sariol 250Para María Ítaba

Carlos piensa que hoy tampoco ha venido la mujer de ojos que son tallos tiernos de agave, de un verde medio gris, arenoso. Le preocupa que no haya recibido respuesta. Por ella y su sonrisa de muchas gracias. Porque entonces su carta se envolvió en otro no vale la pena, en un cliente menos entre los que aún acuden. O porque él ha ido perdiendo cualidades. De pasarse meses y meses sin escribir una carta de amor, quién sabe si las musas huyeron, si se le oxidaron sentimientos, entendederas. O tal vez olvidó las letras de sus boleros preferidos: “Amor de mis amores”, “Piensa en mí”… “No puedo ser feliz” para pedir el regreso, rogar clemencia con “Perdóname conciencia”, conquista en los versos de “Te quiero”.

Carlos no puede quitarse la historia de quien no dijo su nombre, aunque sí firmó porque a leer y escribir había aprendido de niña, pero no llegaba hasta la escritura de una carta de amor. “Qué va. Confío en usted”, le había dicho. Y sonrió levemente cuando se la leyó antes de meterla en el sobre, escribir la dirección del destinatario que traía en un papelito, pegar el sello humedecido con el dedo ensalivado y dejar que ella pusiese, sin él verlas, las señas de la remitente. Dársela y cobrar. Pedirle que volviera cuando recibiese respuesta, cuando quisiera porque estaba listo para otra carta, conversar del amor sin cobrarle, de puro obsequio a su mirada, a ser la única cliente que solicita cartas para un enamorado olvidadizo.

Leer más: Ya nadie escribe cartas de amor

Nadie es eterno - Alejandro José López

nadie es eterno 250Nadie es eterno
Alejandro José López
Novela
© Editorial Aurora Boreal®,
© Alejandro José López
2012 Sílaba Editores, Medellín, Colombia
2017 Editorial Aurora Boreal@ ebook en español, Copenhague, Dinamarca
2017 Versión en danés, Ingen er evig (Nadie es eterno) Editorial Aurora Boreal®,  Copenhague, Dinamarca. Traducción Christina Hammerum Rasmussen

 

 

 

 

Nadie es eterno es una profunda radiografía de la Colombia contemporánea y nos revela que la violencia puede ser narrada desde otra orilla. Corre el año 1990, uno de los más violentos en la historia de Colombia, y el narcotráfico ha consolidado su sanguinario poder. Las calles de la ciudad de Tuluá y sus habitantes desfilan por estas páginas, contadas a través de conmovedoras historias y con la pulcritud y la belleza del lenguaje, que nombra el horror, la venganza, la muerte y el amor desde las entrañas de sus personajes. Misiá Hermelinda, la viuda madre de dos muchachos -el joven sicario Pacho Tiro y Juancho, su hermano enfermo-; Armando Valentierra, el patrón; Maritza, una bella prostituta de ascendencia aborigen; Rafico, el pintor gay; el doctor Santiago Álvarez; y otros tantos seres que develan su alma a través de diálogos, chismes, reflexiones, sueños, pesadillas y dolores. Todo ello en medio del esplendor del paisaje, de los matices de días y noches por los cuales discurren aquellas vidas que son parte de nuestra historia. Una novela que nos permitirá conocer el mundo del narcotráfico y esos años en que por el río Cauca desfilaron miles de cadáveres. Su autor es uno de los escritores latinoamericanos más interesantes de su generación.

Para descagar el ebook pulse aquí.

Leer más: Nadie es eterno - Alejandro José López

Reseña del libro de Martin Page “The First Global Village”: How Portugal Changed The World

page 251The First Global Village:
How Portugal Changed The World
Martin Page
Páginas 227
Casas das Letras
Portugal
2002 - Edición número 22

 

Cuando se visita el Cabo da Roca, Sintra -Portugal, el punto más occidental del continente Europeo, hay una inscripción que dice “donde la tierra se acaba y el mar comienza” y donde palpita el espíritu de Fe y Aventura que llevó a las carabelas portuguesas en busca de nuevos mundos para el mundo.

La inscripción la testifican los grandes descubrimientos de Vasco de Gama con la ruta marítima a la India, y Hernando de Magallanes con el estrecho que lleva su nombre y que permitió, hace 500 años, conectar desde Europa el océano Atlántico con el océano Pacífico. Sin embargo, la brillante época de navegaciones de Portugal también ha estado acompañada de un enorme legado de escritores, poetas y libros. Basta recordar a Luis Vaz de Camoes con las Lusiadas (1572), José María Eca de Queiroz, Almeida Garret, Cesario Verde, Fernando Pessoa, el Premio Nobel de literatura José Saramago y la estrella mundial actual, Gonzalo M. Tavares, entre muchos otros.

Las anteriores líneas como preámbulo al sobresaliente libro de Martin Page sobre la historia y la vida de Portugal. Es una narrativa cautivante que recoge y ensambla de manera magistral historia, geografía, política, economía e idiosincrasia de un pueblo, de diez millones de habitantes y 1.200 kilómetros de frontera con España, que ha influenciado el resto del mundo.

Leer más: Reseña del libro de Martin Page “The First...

Poesía Sergio Laignelet - Selección del libro 'That's all Folks! (poemas animados)'

sergio laignelet 250Sergio Laignelet: Bogotá Colombia (1969). Poeta radicado en Madrid. Corrector de estilo y ortotipográfico de distintas publicaciones del área de cultura. Libros publicados: That's all Folks! (poemas animados). Madrid, 2017; Cuentos sin hadas. Canarias, 2010; Malas Lenguas. Bogotá, 2005. Ediciones bilingües de CSH: Danés: Omvendte eventyr. H. Krarup trad. Copenhague, 2017; Francés: Contes á l’envers. R. Durand trad. Toulon, 2015 y Toulouse, 2017 (además, poemas suyos han sido vertidos al inglés y al portugués). Antología editada: Gatimonio: poemas de gatos de autores hispanoamericanos. Madrid, 2013.

Leer más: Poesía Sergio Laignelet - Selección del libro...

Ramón Cote Baraibar - Poesía

ramon cote 250Ramón Cote Baraibar: Bogotá, Colombia (1963). Historiador del arte de la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado los libros de poesía Poemas para una fosa común (1984), Informe sobre el estado de los trenes en la antigua estación de Delicias (1991), El confuso trazado de las fundaciones (1992), Botella Papel (1999), Colección privada (2003), premio de poesía de la Casa de América de Madrid, España, Los fuegos obligados (2009) XXIII Premio Unicaja de Poesía (España), Como quien dice adiós a lo perdido (2014) y Hábito del tiempo (antología) 2015. Además, es autor de Diez de ultramar (1992), antología de la joven poesía latinoamericana, del libro de cuentos Páginas de en medio (2002), de la biografía Goya. El pincel de la sombra (2004), de la Antología esencial de la poesía colombiana (2006) y de la Antología de la poesía colombiana contemporánea (2017). Además, ha publicado Tres pisos más arriba y los libros de cuentos para niños: Feliza y el elefante, El gato izquierdo y Magola contra la ley de la gravedad.

Leer más: Ramón Cote Baraibar - Poesía

La Cumbre - Melba Escobar

melba 250Ya entonces podía reconocer las ventajas de ser la más pequeña. En la parte trasera del jeep Nissan verde manzana modelo ‘76 donde siempre eran una familia, su madre sabía armar una cama en el suelo para ella. Cada vez que hacían este recorrido, Serrat cantaba desde una vieja casetera. Camila no entendía la letra pero sentía que una tristeza se apoderaba de todos al oírlo; incluso el paisaje se iba poniendo melancólico a medida que se alejaban de la ciudad y Serrat se instalaba en su lugar de siempre. La madre contaba historias mientras miraba por la ventana. Aquella vez contó que sus hermanos jugaban a orinar desde un balcón cuando eran pequeños. Ganaba el que mandara su chorro más lejos. Su madre cerró esta anécdota con una risita que fue interrumpida por su padre, quien se apresuró en decir que no veía la gracia de esa historia.

La monotonía del paisaje, Serrat y las curvas, le producían nauseas con la misma violencia. Entonces cerraba los ojos y se veía como una hormiga que avanzaba por los pliegues de un elefante dormido. Nunca se le ocurrió hasta donde era esta imagen la verdadera causante de su malestar. Cuando el elefante se incorporaba o salía al trote, Camila sentía venir las arcadas. Era instantáneo. Su madre se daba vuelta con cara de preocupación: ¿Ves lo que te digo? La leche achocolatada te cae fatal. El padre detenía el jeep y la madre limpiaba los restos de leche y huevos revueltos. El viaje continuaba, pero por más que Camila se esforzara en pensar en otra cosa, volvía siempre al elefante. La culpa era de esa tierra árida y roja donde las montañas parecían haberse insolado desde el origen del mundo.

Leer más: La Cumbre - Melba Escobar

Marta Orrantia - Un trabajo sin cobrar

marta orrantia  256–No tengo el dinero, Juan –dijo Carla, y encendió un cigarrillo.

Juan se quedó en silencio. Sabía que lo tenía. Era una chica rica, después de todo. Había llegado hasta su casa en un auto europeo blindado, manejado por un conductor macilento que la había despedido en la esquina, como cada jueves en la noche.

También, como todos los jueves, se iba a revolcar con él en su cama, exhibiendo impúdica un collar de platino, una argolla de bodas con siete diamantes diminutos y un anillo de compromiso con un diamante que ella llamaba Imaybé.

Tenía el pelo desordenado y unas cuantas canas le brillaban a la luz de los faroles de la calle. Era el único indicio de su edad, porque la piel parecía la de una adolescente y el cuerpo flexible, como de gato, le daba un aire infantil.

–¿Cuánto tienes? –preguntó por fin Juan.

Carla arrugó la nariz, asqueada por la pregunta. Tenía lo que quisiera, por supuesto, pero debía pedirlo. No era cuestión de sacarlo del banco. Si era honesta consigo misma, en su cuenta, a su nombre, no tenía nada. Quería ser escritora, pero su marido seguía diciendo que eso no era más que un pasatiempo, y ella había terminado por creerlo. Jamás se había atrevido a enviar un manuscrito a una editorial, así que se dedicaba a hacer traducciones comerciales del francés, un oficio que pagaba poco, mal y a destiempo.

Leer más: Marta Orrantia - Un trabajo sin cobrar

El abrazo - Yolanda Reyes

yolanda reyes 250Quitarás las sábanas para ponerlas en la lavadora y descubrirás, al lado de mi cama, las botas que compramos juntos el sábado, cuando hiciste la lista de lo que me haría falta en Colombia, y yo pensaba que no me haría falta nada de todo eso que anotabas, pero no sabía cómo decírtelo y fuimos a comprar las botas. Intentarás llamarme para decir que las botas se me han quedado, que podrías llevármelas al aeropuerto, y puedo imaginar tu cara al oír que mi móvil está sonando debajo de la cama.

¿Te das cuenta de que sí era importante revisar?, dirás al aire o a ti misma, como si hubieras ganado una batalla, pero en algún momento entenderás que tantas cosas no se me pueden haber olvidado exactamente.

Entonces volverás a ver mis botas, ya sin prisa, y tal vez vuelvas a decir cómo ha pasado el tiempo, como solías decirme cuando íbamos a comprar zapatos de uniforme, al comienzo de todos los septiembres, y me contabas la historia de esas botas que habías tenido que rellenar con algodón cuando viajaste a Colombia a recogerme. Verás también ahí, bajo la almohada, mi manta de estrellas y la echarás entre la lavadora y te acordarás de cuando no te dejaba que la lavaras, nunca jamás, y de cuando la olía después de llegar de una excursión y descubría que sí la habías lavado y te decía, nunca jamás voy a confiar en ti, mamá, solo para ver el reflejo de mis palabras en tu cara.

Leer más: El abrazo - Yolanda Reyes

Luz Mary Giraldo - Poesía

luz mary giraldo 250 Luz Mary Giraldo: Ibagué, Colombia, 1950. Profesora universitaria, autora de los libros de poesía: De artes y oficios (2015); Llévame como un verso (2011); Sonidos en la luz (2010); Postal de viaje (2004); Hoja por hoja (2002); Con la vida (1997), El tiempo se volvió poema (1974), las antologías: Diario vivir (2012), Canto de pájaros (Rumania 2015 español, inglés, rumano, en español), Il volto nascosto dell’amore (2017 bilingüe). Con varios premios internacionales y nacionales como antóloga, poeta, ensayista e investigadora.

 

Leer más: Luz Mary Giraldo - Poesía

Suscríbete a nuestro canal YouTube

Aurora Boreal

Sample image

AURORA BOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584

Derechos de autor

Los derechos de autor de todos los contenidos de este sitio
son propiedad de Aurora Boreal® o de los autores individuales,
y ninguno de los materiales puede utilizarse en otro lugar sin un
permiso por escrito. Para consultas de reimpresión, contáctenos

Aurora Boreal
Dalvej 15
2820 Gentofte
Dinamarca
Tel +(45) 40 80 77 39

CVR nr. 37034584