Aurora Boreal

Jueves, Nov 15th

Last updateMar, 13 Nov 2018 10pm

Home > Literatura > Puro Cuento > William el jorobado y el verdugo

Puro Cuento

William el jorobado y el verdugo

araceli otamendi 251¡Oh, muerte, si pudieras negarte a los cobardes y ofrecerte solo como la recompensa al valor!
Lucano, Farsalia

 

 

Se contaba que el día que nació William, el jorobado, un cuervo se posó en la ventana de la casa de su madre y ésta, horrorizada hizo cerrar las ventanas y las puertas para no ver a los otros cuervos que llegaban. Al ver que el niño era jorobado, la madre no lo quiso y lo dejó en el portal de una casa. Era el más feo y deforme de sus hijos. Así empezó la vida del jorobado en ese reino. Una familia se apiadó del niño y lo crió con esmero, dándole educación y buenos principios, pero cuando llegó a la adolescencia, el jorobado escapó de la casa y se dedicó a vagabundear.

William no llegaba al metro cincuenta de estatura y su ocupación consistía en visitar las casas de las viudas y sacarles dinero y joyas. A cambio, con ciertas facultades adivinatorias que el jorobado poseía de forma innata les predecía el futuro. Así William empezaba a transitar el camino de su desgracia. La voz se había propagado dentro y fuera del reino. William podía predecir el futuro y muchas personas llegaban hasta él a consultarlo. A medida que pasaba el tiempo, William vaticinaba desastres, sequías y otras profecías terribles que llegaron a oídos del rey.

Pero William no se amedrentaba, seguía y seguía vaticinando lo que según él veía: épocas de escasez, problemas en la corte del rey, problemas del monarca. Y hasta llegó a decir que el rey moriría a manos de un familiar directo, quien por celos y por venganza lo mataría. Así el jorobado, había ido acumulando una considerable fortuna, ya que las personas le iban dejando dinero y todo lo que podían ofrecerle, a cambio de su clarividencia.

El jorobado era querido por los pobres del reino ya que los ayudaba. Esto no gustaba al rey, quien veía socavada su autoridad. ¿Podría este singular personaje adueñarse alguna vez de su corona? Era obvio que sí.

Fue entonces que el rey dispuso matarlo.

William fue apresado por los esbirros del monarca y llevado a un calabozo donde se lo tuvo durante una semana. Las personas del pueblo iban llegando con antorchas hasta la cárcel pidiendo por la liberación del jorobado. Pero no había nada que hacer. El rey había dispuesto la muerte para William.

El día en que lo iban a ahorcar, se acercó el verdugo al jorobado preguntándole, como era costumbre, cuál era su última voluntad. El jorobado pidió beber un trago de vino. El verdugo consiguió una bota con vino y bebió un trago y luego se la ofreció a William, mientras una multitud enardecida coreaba el nombre del jorobado. William pidió que le desataran las manos para llevarse él mismo la bota a la boca y beber. Entonces, el verdugo le entregó la bota a William y éste viendo de cerca la cara del verdugo, llena de picaduras de viruela, arrojó lejos la bota y gritó:

- No voy a beber de ahí, no quiero morir contagiado de esa enfermedad, usted es muy feo, caballero, es repugnante y largó una gran risotada.

Segundos después, humillado, el verdugo ejecutó las órdenes del rey.

 

araceli otamendi 251Araceli Otamendi
Argentina. Vive en la ciudad de Buenos Aires desde hace mucho tiempo. Es escritora y periodista. En 1994 ganó el Premio Fundación El Libro -Edenor en el marco de la XX Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, por su novela policial Pájaros debajo de la piel y cerveza. En 2000 publicó su antología Imágenes de New York, una mirada hispanoamericana, presentada en el Centro Español Rey Juan Carlos I, New York University, en la ciudad de New York. Publicó la novela policial Extraños en la noche de Iemanjá en e.book, en la Editorial Aurora Boreal® (Dinamarca). Ha traducido al español cuentos, poemas y ensayos de varias escritoras brasileñas. Algunos de sus cuentos, ensayos, poemas, crónicas y entrevistas han sido publicadas en diversos periódicos, revistas y sitios web. Algunos de sus cuentos han sido traducidos al francés, inglés, italiano, coreano y rumano. Su ensayo "Julio Cortázar juega Rayuela" y el cuento "Cartas al mediodía, a la manera de Cortázar" fueron traducidos al portugués y publicados en la revista de literatura latinoamericana Morel, (San Pablo) en su edición homenaje a Julio Cortázar. Fundó, dirige y edita desde el 2002 y en forma ininterrumpida las revistas digitales cultura Archivos del Sur y Barco de papel (infantil).

El relato "William el jorobado y el verdugo" enviado a Aurora Boreal® por Araceli Otamendi. Publicado en Aurora Boreal® con autorización de Araceli Otamendi. Foto Araceli Otamendi©Araceli Otamendi.

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584