Andrés Neuman - 'El viajero del siglo'

El viajero del siglo

 

El viajero del siglo
Andrés Neuman
Editorial Alfaguara
Páginas 554
2009

 

Andrés Neuman, a sus 45 años, tiene un curriculum impresionante - narrador, poeta, traductor, aforista, bloguero, columnista y licenciado en filología hispánica. Esta cantidad de destrezas lo ubica en un lugar importante en el grupo de jóvenes talentos de la literatura de nuestros días en lengua española.

viajero tiempo 350En su novela El viajero del siglo Neuman realiza un trabajo extraordinario, donde la palabra es la reina. Demuestra un gran dominio de la lengua castellana y logra entregarle al lector, una primorosa obra de arte, donde las joyas son las palabras. Todo lo que cuenta y describe exhaustivamente tiene vida propia. Logra crear un efecto cinematográfico. Le proyecta al lector una película en tecnicolor, que vale la pena ver de principio a fin.

Esta novela retrata la ciudad ficticia de Wandernburgo, (burgo caminante) ubicada en algún lugar entre Prusia y Sajonia y en una época post-napoléonica indefinida del siglo XIX.

Hans es un viajero incansable, que siente la necesidad de descubrir nuevos lugares y nuevas caras, pero que nunca se detiene por mucho tiempo en la misma ciudad. Es un hombre culto, que estudió filosofía en la universidad de Jena.

Al llegar a Wandernburgo su vida cambia. La ciudad y su gente ejercen en él una extraña fascinación que lo domina y cada día, sin motivo aparente, posterga su partida. Pareciese que cada noche, la ciudad “caminara y se transformara en otra totalmente diferente a la del día anterior” y que Hans sintiera la necesidad de explorar esa nueva cara…

Hans se hospeda en una Posada, cuyo propietario es el señor Zeit (el señor Tiempo). El posadero y su esposa, la señora Zeit, tienen dos hijos, La joven Lisa, que ayuda con los quehaceres y su hermanito Thomas, que está en plena edad escolar. La posada se va volviendo el hogar temporal de Hans... Cada día trae para él la oportunidad de conocer nuevos personajes y la Plaza de Mercado es el único lugar que permanece inmutable y donde Hans conoce a muchas personas. El primero, es Olaf - un organillero, que lo conmueve y con el cual, entabla una estrecha relación de amistad y confianza. Este anciano transparente y Franz, su perro fiel, viven en una cueva a las afueras de la ciudad. Son sus verdaderos amigos, sus confidentes y sabios consejeros. Es en la cueva del organillero, un especial microcosmos, donde Hans y otros dos hombres sencillos, amigos de Olaf, se reúnen para compartir sus experiencias diarias y abrir sinceramente sus corazones.

La galería de personajes es interminable: en la única taberna de la ciudad, Hans conoce a un edil que lo invita a una reunión importante y allí encuentra al distinguido señor Gottlieb (amor de Dios), quien lo invita su casa. Esa invitación es clave, pues Hans conoce a Sophie, la fascinante y enigmática hija de Gottlieb, de la cual se va enamorando y ella de él, a pesar de estar comprometida con Rudi Wilder, hijo de un importante personaje de la ciudad.

Sophie, que en verdad es una feminista revolucionaria, pero que lo oculta muy bien, ama la cultura y lidera encuentros literarios todos los viernes en el salón de su casa. En este microcosmos, opuesto al que existe en la caverna del organillero, es donde participa “lo selecto” de la sociedad wandernburguesa: el profesor Mietter, filólogo, el señor Levin, judío comerciante y su discreta señora, la viuda Pietzine, amante de las joyas, el culto caballero español Álvaro de Urquijo, quien se queda definitivamente en la ciudad por haberse enamorado de Ulrike, una distinguida dama de la sociedad. El único de ese “selecto grupo”, que no va a esas reuniones es el padre Pieherzog, el cura párroco de la ciudad, pero que a través de la confesión se entera de todo. Rudi Wilder, el prometido de Sophie, aparece muy de vez en cuando y casi siempre tiene una buena excusa para no ir. Vale la pena mencionar a los criados de la casa Gottlieb – Elsa, la mucama y Bertold el criado personal.

A través de las 554 páginas del libro, el lector conocerá la vida y milagros de cada uno de los personajes representativos de la pirámide social de la ciudad: sus orígenes, costumbres, fortunas, miserias, ideologías, defectos, cualidades, preferencias, simpatías y antipatías.

Interesante anotar, que los encuentros culturales de los viernes son el marco perfecto para que el autor de esta pintoresca historia, ponga en boca de los asistentes a la tertulia, sus opiniones sobre personajes históricos de la política, de la religión, de la filosofía, del arte y de la literatura, tales como, Adam Smith, Saint – Simon, Napoleon, Metternich, Schlegel con su novela “Lucinda,” Schopenhauer y Hegel - para nombrar unos cuantos…

¡Buena lectura!

 

Andrés Neuman
Argentina, 1977. Nació y pasó su infancia en Buenos Aires. Hijo de músicos argentinos exiliados, se trasladó con su familia a Granada, en cuya universidad trabajó como profesor de literatura latinoamericana. Fue Finalista del Premio Herralde con su primera novela, Bariloche, a la que le siguieron La vida en las ventanas, Una vez Argentina, El viajero del siglo (Premio Alfaguara y Premio de la Crítica), Hablar solos, Fractura y Umbilical. Ha publicado libros de cuentos como Alumbramiento o Hacerse el muerto; el diccionario satírico Barbarismos; el diario de viaje por Latinoamérica Cómo viajar sin ver; y el pequeño tratado heterodoxo sobre el cuerpo Anatomía sensible. Es autor de poemarios como El tobogán, Mística abajo, No sé por qué, Patio de locos o Vivir de oído, seleccionados en el volumen Casa fugaz (Poesía 1998-2018). Recibió los premios Federico García Lorca, Antonio Carvajal e Hiperión de Poesía. Obtuvo el Firecracker Award for Fiction, otorgado por la comunidad de revistas, editoriales independientes y librerías de EEUU, y la Mención Especial del jurado del Independent Foreign Fiction Prize, antecesor del Man Booker International. Formó parte de la lista Bogotá-39 y fue seleccionado por la revista británica Granta entre los mejores nuevos narradores en español. Sus libros están traducidos a más de veinte lenguas.

 

Material enviado a Aurora Boreal® por Edimca. Publicado en Aurora Boreal© con autorización de Edimca. Fotografía de Andrés Neuman © Rafa Martín. Carátula de El viajero del siglo cortesía © Alfaguara

 

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de nuestras actividades
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos

1xbet giriş, 1xbet, 1x bet, kralbet giriş, sahabet, matadorbet, onwin, matadorbet, romabet, tipobet, tipobet365, betturkey, bet turkey, artemisbet, film izle, artemisbet, truvabet, 1xbet, truvabet giriş, betmatik, bahis, onwin,