Aurora Boreal

Sábado, Mar 25th

Last updateLun, 20 Mar 2017 11am

Home > Actualidad

Actualidad

Tres claves bajo 'El abrazo de la serpiente'

abrazo serpiente 250Para muchos considerada una joya colombiana y para otros catalogada como un ensayo audiovisual sobre la historia y la cultura indígena. Más allá de cualquier apreciación, esta película definitivamente es un monumento a la relación ambiente, naturaleza, religión y seres vivos, una fórmula que ha determinado el destino de muchos países suramericanos. Aquí algunos atajos para que este viaje sea aún más placentero.

 

Hace nueve años con un grupo de 30 estudiantes (dato impreciso), nos desembarcamos en una de las zonas más notables de Colombia y aún poco inspeccionada por sus coterráneos: El Amazonas.
Aunque solo fue una semana, la experiencia de alojarse en la selva, dormir en un chinchorro embozada por un toldillo y una bóveda celeste interminable y conocer a unos pocos moradores de estas tierras extrañas, representó un viaje que aún califico como ‘uno de los más memorables’.
Por la amabilidad connatural de nuestros guías en aquel momento y por la confirmación que este espacio es único y místico, he decidido realizar este texto para celebrar la existencia de “El pulmón del mundo”; fuente de creencias, simbolismos mágicos y religiosos, responsable también de la película El abrazo de la serpiente, el segundo móvil de este artículo. Esta pieza audiovisual es un relato que esclarece vacilaciones y vuelve a sembrar una curiosidad por un territorio foráneo.
Jurados de importantes festivales cinematográficos y espectadores de distintas nacionalidades, han quedado fascinados ante un largometraje que muestra la transición de una comunidad de indios que antes erraba por la selva, libre de la aculturación y la destrucción cultural, la cual termina por estar inmersa en los intereses comerciales de otras sociedades y dominados por los esfuerzos de misioneros que quieren reemplazar las herencias de un pueblo aborigen.
“Lo más significativo es que esta es una película hablada en lenguas indígenas, idiomas que para los colombianos son también una lengua extranjera. Ojalá sea esta una oportunidad para que nuestra sociedad empiece a valorar y apreciar el conocimiento milenario de nuestros pueblos amazónico, que son los verdaderos protagonistas de esta historia”, explica el realizador Ciro Guerra.

Leer más: Tres claves bajo 'El abrazo de la serpiente'

La escritura, el dolor y la fiesta

alejo lópez 250Inédito

 

1

No sabría explicarlo a satisfacción. Dedico mis días al infatigable sortilegio de interpretar las letras que otros han escrito y al extravagante oficio de trazar las mías propias. Sospecho que en el primer asunto es inevitable incurrir en frecuentes tergiversaciones y que, en el segundo, resulta casi imposible juntar dos palabras con acierto y armonía. Y sin embargo ―a vicio de insistir―, me corren ya tantos años en estas inquisiciones que han terminado convirtiéndose en mi destino. Soy muy consciente de lo que significa haber crecido entre libros, en una casa donde siempre se honró la literatura; pero esta mezcla de alborozo y de recóndito martirio que me produce el ejercicio de las letras tiene para mí el valor de una inclinación misteriosa. ¿Por qué me duele tanto esto que al mismo tiempo me gratifica y me embriaga? Quizá ni debería planteármelo y seguramente jamás llegaré a comprenderlo. Sé que ha habido autores declaradamente felices con su vocación, de modo que se permitieron agudezas contra “las agonías de la creación” ―así lo hizo E. M. Forster―. Hay otros que fueron verdaderos ascetas de la escritura y que pregonaron su padecimiento tanto como les fue posible ―ése es el caso del gran Flaubert―. Desde luego, jamás podría alinearme en ninguno de estos bandos, junto a escritores tan admirables. Ambos signos me atraviesan.
Dicho esto, no descarto la opción de proseguir hacia una afirmación categórica. La cualidad primera de una obra literaria es la sinceridad. No hay pericia técnica ni destreza estructural capaz de redimir un embuste de su infame condición. Todo lo contrario: cuanto más se insista en encubrirlo, más evidente será un truco; cuanto más se procure maquillarlo, más chapucero se hará el artificio. A lo largo de los siglos, la literatura ha estado ligada a la revelación, a la iluminación de las más profundas regiones del alma; allí radica su trasfondo místico, allí su perdurabilidad. Y dado que hay aspectos de la naturaleza humana que sólo pueden inquirirse literariamente, resulta imperativo para el escritor adentrarse en esos abismos, tener el coraje de honrar su propio talento apelando a toda su capacidad para ser sincero. Los demás caminos tienen apenas el valor de lo accesorio, de lo anecdótico. Sabemos que nuestro tiempo, sin embargo, ha convertido la tergiversación en su distintivo primordial; por esta ruta ha hecho del éxito, precisamente, el mayor de sus fetiches. De esta suerte, poco importa ya que una obra sea reveladora; basta con que tenga la capacidad de entretener, de recrear masivamente. Con el autor pasa otro tanto: lo fundamental ahora es que sea públicamente un escritor. Aunque no escriba.

Leer más: La escritura, el dolor y la fiesta

Proyección internacional de las culturas hispanas: lengua literaria y globalización*

gomila 225El hispanismo en un mundo global solo puede asumirse a partir del reconocimiento del multiculturalismo. Pero ¿qué entendemos por ‘hispanismo’ en un contexto global? Veamos la definición que en 1970 ofrecía el diccionario de la RAE: «afición al estudio de la lengua y la literatura españolas y de las cosas de España».

Esta definición cambia en la edición de 1984: «afición al estudio de lenguas, literaturas o culturas hispánicas». El plural, en este caso, modifica cuestiones de fondo: asume el enfoque multicultural de los estudios hispánicos. La pregunta es si el concepto abarca las distintas lenguas y culturas de la Península, y si incluye a los países hispanoamericanos. También debemos preguntarnos si se tiene en cuenta a quienes escriben en lengua española aunque pertenecen a un ámbito cultural no hispánico, en países como Marruecos, Filipinas o Guinea Ecuatorial.

¿Deberían formar parte de los estudios hispánicos los escritores marroquíes que desde comienzos del siglo XX ofrecieron su visión de la historia de España, de sus relaciones con Marruecos, y lo hicieron en lengua española? ¿Qué lugar ocupa la producción intelectual de autores como Abdellatif Limami y Abderrahman El Fathi, o los poetas y narradores como Aziz Amhjour y Mohamed Bouissef Rekab? ¿Deberían pertenecer al corpus de la literatura en lengua española los escritores de Guinea Ecuatorial como Esteban Bualo, Andrés Ikuga Ebombebombe y Constantino Ocha'a cuya literatura arraiga en la tradición oral de su país, pero se escribe en español? ¿Dónde situar la primera novela de Guinea Ecuatorial Cuando los combes luchaban (de Leoncio Evita (Udubuandyola, Bata, 1929-), editada en 1953?

Leer más: Proyección internacional de las culturas...

Bajo el volcán - Entrevista a Javier Vásconez

javier vasconez 256Además de la marcada insularidad, que creímos superada con el Boom latinoamericano, las literaturas nacionales del continente padecen de un agobiante síndrome de obsolescencia. Proclives a enaltecer, la mayoría de las veces, los fugaces nombres que se diluyen con el paso de los días, las editoriales nos hacen perder de vista aquellos autores alejados del afán y la promiscuidad mediática. Si a todo lo anterior sumamos la cartografía que pondera las regiones, ha de ser poco lo que se nos permita conocer de una latitud brumosa y oculta como El Ecuador. Protegida por El Pichincha, aquel volcán nevado que se erige con soberbia a sus espaldas, Quito es una ciudad en la que el legado ancestral indígena cohabita con la herencia colonial, en una mixtura de asombro que se atestigua en la arquitectura y la idiosincrasia de su población. Con una obra que no renuncia a los registros sutiles de su geografía, pero que irriga en sus entrañas lo más renovador de la tradición clásica, Javier Vásconez, libro tras libro, nos conserva expectantes frente al itinerario de su personaje legendario: El Doctor Kronz. Con un sigilo y devoción ejemplar , este autor nacido en Quito en 1946, ha sabido sobreponerse a las tempestades del esnobismo.

Leer más: Bajo el volcán - Entrevista a Javier Vásconez

Alejo Carpentier: entre corcheas, redondas, fusas y semicorcheas

alejo carpentier 250La siguiente narración inédita de Gloria Guardia versa sobre su encuentro, en París, con el escritor cubano Alejo Carpentier, el 11 de octubre de 1978. Este escrito es uno de los tantos que integran su libro en preparación Apenas ayer, una especie de memorias literarias.

 

 

Hoy, 11 de octubre del 78, en París el sol titila, riente a través de los árboles y las primeras hojas de otoño se desprenden, vuelan juguetonas formando una alfombra de diversas texturas y colores. Miro el reloj y aprieto el paso. Tengo que llegar puntual a la 16 rue de Presles, sede de la embajada cubana en Francia. La telefonista, una funcionaria amable, con voz cantarina, me ha citado a las diez y si el metro no me juega una mala pasada, el portón de la sede de la embajada de Cuba se abrirá a la hora en punto, me dará paso y yo entraré con paso firme y la frente en alto, aunque conociendo mis flaquezas, las mariposas me seguirán revoloteando en el estómago. Me es difícil siquiera imaginar cómo será el encuentro, cara a cara, con Alejo Carpentier, con el sabio, con el ministro consejero de la embajada de Cuba en Francia. ¿Cómo abordarlo? Estoy en eso, debatiéndome mentalmente, cuando, apenas traspaso el umbral, me anuncio, levanto la vista y ahí está: lo veo descender por la impresionante escalinata de mármol de la cancillería. Me recibe con una sonrisa que no sé descifrar, menos aún cuando lo escucho decir una frase por lo demás cortante, al tiempo que me extiende ambas manos, y me aprieta contra su imponente geografía. “¡No pensaba recibirla, señora Gua-r(g)-dia!”, desgarra, despacio, las sílabas de la frase poco amable.

Leer más: Alejo Carpentier: entre corcheas, redondas,...

Entrevista a José Alias

julio carol 250Aurora Boreal entrevista al actor, dibujante, fotógrafo, escritor y poeta José Alías en relación  a su  libro Julio y Carol, Crónica de una amistad. Un libro basado en su amistad y encuentros con el gran escritor Julio Cortazar.

 

1. ¿Cómo nace este libro?
Es difícil definir los límites entre el espacio y lo que surge de él. Un libro, una pintura, una canción, una coreografía, una película... creo que tienen el mismo origen: la nada incendiada por una chispa difícil de ubicar en el espacio-tiempo. En cualquier caso como se apunta en el capítulo El último encuentro, fue mi amiga Maryvel la que incendió estas páginas ¿por qué no cuentas tu historia con Cortázar? me dijo, mientras contemplábamos un escaparate repleto de libros, discos y otros recuerdos del Gran Cronopio en la Libreria del Centro de Madrid... y todo empezó a tomar forma en mi cabeza... Luego, ordenar el abundante material epistolar y fotográfico que compone el libro y darle forma a través de mis recuerdos en un relato que, desde el primer momento, pensé tenía que suceder allí, cuando entonces, en aquel tiempo en que aún eramos felices e indocumentados... los '80 del pasado siglo XX.

Leer más: Entrevista a José Alias

Para que Milciades siga al frente del timón

milcades arvalo 001Con ocasión del homenaje que la Fundación Cuatrotablas (Colombia), le rindió al escritor colombiano Milciades Arévalo el sábado 14 de noviembre de 2015, publicamos el siguiente texto del poeta Marcos Fabián Herrera que fue leído en el tributo en mención.

 

 

Lo conocí en un atardecer en el que sol porfiaba por no dejar escapar el día, y la noche se anunciaba con chubascos en un cielo encapotado y manchado de densas nubes. Con la mirada extraviada, gestos febriles y una adelgazada voz, en la recepción del hotel recitaba "El Barco Ebrio" de Arthur Rimbaud, y glosaba versos de Kavafis. De esa manera, se granjeaba la admiración de quienes lo escuchábamos en el aletargado crepúsculo de un viernes en Pitalito.

La entonación musical de su ritual de rapsoda, su apropiación del improvisado proscenio, y la certidumbre propia de los memoriosos, hechizaron a los expectantes oyentes cautivados por el escritor nacido en el Cruce de los Vientos. Milciades había sido invitado por Isaías Peña a un festival de artes en Pitalito, y se solazaba en un inesperado embate de Eros, mientras bellas jovencitas lo asediaban para recibir el haz de luz de su cámara fotográfica.

Leer más: Para que Milciades siga al frente del timón

"Pobre país el que necesita héroes"

smah 1El problema de la representación política en Show Me a Hero, de David Simon

 

Yonkers in 1987 was a microcosm, a perfect preamble.
It was us, all of us, in this very day,
and at this very hour.
David Simon(1)

 

En el proceso de representación hay una opacidad,
una esencial impureza,
que a la vez es condición tanto de la posibilidad
como de la imposibilidad.
Ernesto Laclau

 

La muerte de los héroes se parece a la puesta del Sol,
no al estallido de una rana que se ha hinchado.
Karl Marx

Leer más: "Pobre país el que necesita héroes"

Héctor Freire: sus respuestas y poemas

hector freire 250Entrevista realizada por Rolando Revagliatti

Héctor Freire nació el 10 de diciembre de 1953 en Buenos Aires, ciudad en la que reside, la Argentina. Es Profesor en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Recibió el Premio y la Beca a la Investigación Literaria Ciclo 2003, otorgada por el Fondo Nacional de las Artes, por su proyecto “Poesía Buenos Aires (1980 / 1990)”. Ha sido fundador de la Primera Escuela Literaria del Teatro IFT (“Idisher Folks Teater”), jurado del Fondo Nacional de las Artes (género ensayo), jefe de redacción de la Revista de Poesía “Barataria”, así como de la Revista Cultural “La Pecera” (Mar del Plata) y director de la Revista de Cultura “Rizoma”. Forma parte del consejo de redacción de la Revista “Topía” (Psicoanálisis, Sociedad y Cultura), además de ser el responsable de la sección Arte y Cine. Lo es también de las secciones Arte y Erotismo de la revista virtual www.elpsicoanalitico.com.ar. Es integrante fundador del Grupo de Investigación (filosofía, arte y psicoanálisis) Magma y secretario de la ONG del mismo nombre, y fue el compilador junto a Yago Franco y Miguel Loreti del volumen “Insignificancia y autonomía (debates a partir de Cornelius Castoriadis)”. Seleccionó y prologó la antología “El cine y la poesía argentina” (Ediciones en Danza, 2011). En el género ensayo publicó “Literatura y cine, uso del video en el aula” (en co-autoría con Maximiliano González Jewkes, 1997), “Sostiene Tabucchi (todo es una película)” (en co-autoría con Roberto Ferro, Maximiliano González Jewkes y Ana Paruolo, 2000), “De cine somos (críticas y miradas desde el arte)” (2007), “El cine en su laberinto: literatura, pintura y sociedad” (2009), “Cine en tiempos de insignificancia” (2013). Entre 1994-2014 formó parte del grupo de docentes-capacitadores del CEPA (Escuela de Capacitación Docente. Pedagogías de Anticipación), dependiente de la Secretaría de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Poemas de su autoría han sido incluidos en las antologías “De la utopía al compromiso” (1988), “La poesía del siglo XX en Argentina” (Colección Visor de Poesía, Madrid, España, 2010),“Muestra 18 poetas argentinos” (2014), “Muerte” (2015), “Poesía de pensamiento. Una antología de poesía argentina” (Editorial Endymion, Madrid, España, agosto 2015). Publicó los poemarios “Quipus” (en co-autoría con Patricio Sabsay y Daniel Calmels, 1981), “Des-Nudos” (en co-autoría con Daniel Calmels, 1984), “Voces en el sueño de la piedra” (1991), “Poética del tiempo” (Grafiti, Montevideo, Uruguay,1997), “Motivos en color de perecer” (2003; Premio Fondo Nacional de las Artes), “Satori” (2010; con segunda edición, castellano-francés, en 2013).

Leer más: Héctor Freire: sus respuestas y poemas

Grow Deep Coaching

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584