Aurora Boreal

Martes, Abr 25th

Last updateDom, 23 Abr 2017 10am

Home > Actualidad > Escultura

Escultura

Armando Romero o la búsqueda de las palabras para el asombro

armando romero 2500Un poeta singular en la literatura colombiana, Armando Romero epitomiza el caso del poeta viajero, como lo fueran en Ecuador Jorge Carrera Andrade o Henri Michaux en Francia. Nacido en Colombia durante la época de “La Violencia” y simpatizante juvenil de los desasosiegos contestatarios del movimiento nadaísta, por fortuna logra escapar a un destino de epígono local de las vanguardias europeas y a los nuevos ciclos de violencia que persisten. Sin duda, sus muchos años de viajes, fraternidad con poetas latinoamericanos fundacionales, residencias, trashumancia artística e intelectual por universos vitales en Caracas, Santiago, New York, México, Chicago, Atenas y El Monte Athos en Grecia se transformaron pronto en las geografías e imaginarios láricos y distantes que han alimentado su obra lírica y narrativa. Múltiples itinerancias y exploraciones en las estéticas de la modernidad le instigaron su participación en las renovaciones de la poesía latinoamericana y particularmente la colombiana. Lo llevaron a construir desde sus poemarios tempranos el lenguaje poético de una sencillez visionaria e inclinada a mostrar al mundo con magia y asombro. Una indagación constante de modos y palabras que facilitan los hallazgos de coordenadas nuevas, las revelaciones y puntos de unión en el universo. A sus conocimientos de muchas tradiciones literarias, ejercicio de la crítica y sensibilidad creadora, debemos las reflexiones que nos ofrece sobre el quehacer poético en la presente entrevista.

 

JCG: Armando tu eres un poeta quien aparte de tener una obra poética reconocida, también has tenido la pasión crítica, y también como resultado del amor por la poesía de los otros has hecho crítica literaria, has publicado antologías etc., en fin; eres lo que en Latinoamérica llamamos un hombre de letras, ¿Qué es lo que hace un buen poema?

AR: Bueno hay dos respuestas, entre muchas. Un buen poema necesita un buen lector. Indudablemente, como decía Borges, ese lector necesita ser un creador. Lo otro, es la capacidad que tenga el poeta para llevar a ese lector, por medio de las palabras, a un encantamiento, a una realidad que se complete dentro del poema mismo. Entonces un buen poema, en cierta manera, conlleva la calidad intrínseca a su escritura, pero su realidad representada tiene que ser transmisible al lector. Por ejemplo, si tomas un poema de un poeta como Aurelio Arturo, con imágenes claras y fácilmente transmisibles, comprobarás que su poesía es diferente a la de Juan Sánchez Peláez, o la de Neruda en “Residencia en la Tierra”, o la de Oliverio Girondo en “La Masmédula”, porque estos últimos poetas entran de lleno al desafío del lenguaje, corriendo riesgos o visitando fronteras que dan acceso a lo desconocido, juegan peligrosamente con las palabras y las imágenes. No sucede lo mismo con Arturo, quien está más afianzado en la tradición. No obstante, todos ellos afirman una realidad propia, que logra ser transmisible. De manera que siempre hay diferentes grados de realidad. Habría que agregar que todo poeta tiene diferentes etapas. Es común que la primera etapa sea, digamos, prosódica, en la cual el poema tiene una musicalidad, en donde el poema consigue una lectura rítmica, no importa que algunas veces pueda ser disparatado. Otra etapa importante es que no repita los lugares comunes que son elementales en la escritura de lo que llamaríamos poesía. Es decir, la utilización de formas poéticas desgastadas y ripiosas. El poeta debe poseer una habilidad o destreza para afrontar los peligros y los desafíos del acto creador.

Leer más: Armando Romero o la búsqueda de las palabras...

'Pasos pesados'la novela de Gunter Silva, ahora disponible en la Feria Internacional Ricardo Palma

pasos pesados 251Pasos pesados
Gunter Silva Passuni
Novela
Fondo Editorial UCV, Perú
2016

 

Pasos pesados, la novela de Gunter Silva Passuni, ahora disponible en la Feria Internacional Ricardo Palma a solo S/29  en el stand 44 del Fondo Editorial UCV, hasta el 7 de noviembre de 2016.

 

Pasos pesados es la primera novela de Gunter Silva que apareció en el mercado británico bajo el sello londinense Myrdle Court Press,  ahora es lanzada en Perú por el Fondo Editorial UCV. En esta novela, el autor establece un entrañable mapa de afectos subrayados por la vivencia real y nos ofrece un amor que no es idealizado, sino puro y real. En sus pasajes observamos  que el amor no busca ser la recompensa de Tiago, el personaje principal, sino más bien el motor de redención. Un sentimiento que lo salva de no tener ruta o sentido en la vida. Este libro atrapa desde sus primeras páginas y no sólo se lee como quien come una fruta fresca y apetitosa, sino como quien deshoja un corazón para poder salvarse.

Leer más: 'Pasos pesados'la novela de Gunter Silva, ahora...

No estoy de acuerdo con esta guerra

paloma paz 250No estoy de acuerdo en permitir a los buitres devorar nuestro cuerpo mientras los corazones palpiten aún.
No estoy de acuerdo en consentirle otra vez al oleaje de esta guerra que lance nuestro espíritu a la profundidad de su mar.
No estoy de acuerdo en aceptar que únicamente lucha quien amenaza, quien dispara y quien maldice.
No estoy de acuerdo en combatirles con las mismas armas que lo degradan todo y han convertido esta tierra en un cementerio garrafal.
No estoy de acuerdo en dejar a la mentira repetirse mil veces y admitir, con mi cansancio, que se convierta en verdad.

No estoy de acuerdo con ceder a hijos y nietos una patria arrasada, un legado de encono, una herencia de sangre derramada.
No estoy de acuerdo con vivir atrincherado en la desidia, acomodado en la indolencia y en la altivez inocua de quien practica el desdén.
No estoy de acuerdo en arruinar el destino de quien amo, ni proseguir mi viaje rendido al mandato del rencor.
No estoy de acuerdo en acatar el miedo, ese monstruo informe que devora las entrañas de quien se entrega a él.
No estoy de acuerdo con burlar a quienes lloran, con agredir a quienes sufren, con humillar a las víctimas que han concedido el perdón.

No estoy de acuerdo en acoger lamentos, ni las consignas torpes de la resignación.
No estoy de acuerdo en proscribir la risa, ni en decretar el llanto como elección de estirpe mirando al porvenir.
No estoy de acuerdo en abrazar la ira, ni enmudecer postrado ante los mil rostros de la intimidación.
No estoy de acuerdo en expatriar las mariposas, ni olvidar las cascadas rojas que truncaron ilusiones, sueños y certezas.
No estoy de acuerdo en vitorear oprobios, ni en alabar desprecios, ni en aclamar afrentas, ni en aplaudir vilezas.

No estoy de acuerdo en olvidar la lluvia, en ignorar la luna, en desdeñar el viento que todavía se filtra por el ventanal.
No estoy de acuerdo en derruir ideales, descartar nuestros sueños, arrasar la esperanza y someter la ilusión.
No estoy de acuerdo en ultrajar las rosas, ni afrentar los ríos, ni insultar la nubes en cuyos arreboles me saluda el sol.
No estoy de acuerdo en despreciar a los niños, ni desechar sus rondas, ni desoír los cantos que en este instante justo nos invitan a jugar.
No estoy de acuerdo con vivir a oscuras cuando el sol se aviene cada día nuevo para festejar.


Colombia, octubre 7 de 2016

Leer más: No estoy de acuerdo con esta guerra

¿Qué pedo con Bob?

bob dylan 250Per Wätsberg considera su silencio más que un desplante. Para este miembro de la academia sueca, califica la actitud del flamante premio Nobel de Literatura 2016, el ya mítico Bob Dylan, propia de un tipo maleducado y arrogante.

El cantante y compositor de la inconfundible voz de aguarrás, quien ofreció un recital el pasado 20 de octubre en el califato de Lubbock, una pequeña ciudad localizada en el oeste de Texas, zona donde yo resido, curiosamente, ese mismo día, en su página web, dio muestras de interés momentáneo por ese tan ansiado reconocimiento para los que están aún en este mundo como en el otro: Alberto Moravia habría dado una pierna; Murakami, la cabeza; Carlos Fuentes, el corazón; Enrique Vila-Matas, el alma.

Yukio Mishima habría obtenido el máximo galardón de no haber sido porque se le ocurrió quitarse la vida como un samurái ese año en que la academia sueca lo había contemplado para que su nombre pasara a ser esculpido en el mármol eterno de las letras. Un caso semejante, quiere la leyenda, el de Jorge Luis Borges, por haber aceptado un reconocimiento venido de la dictadura pinochetista. La noticia despelucó a muchos, causó un shock mediático y un aluvión de memes, menos a Bob, el elegido, que sin importarle las peras o las manzanas, sigue sin manifestarse, rodeado del mismo aura que blindó por muchos años a J. D. Salinger, o fortalecido por el hermetismo exquisito que sigue poniendo en práctica Thomas Pynchon.

Previo al recital en Lubbock, los que alimentan la página web de Bob Dylan subieron una foto suya, acompañada de un párrafo que confirmaba que Bob sí se había enterado, y se resaltaba en un inglés apretado cierto beneplácito por la alta distinción. Al día siguiente, esa hoja con foto y párrafo desaparecería por acto de magia. No me desagrada en absoluto el aparente desinterés de Bob Dylan por el anhelado trofeo de las letras. Me gusta porque es genuino, porque le da lo mismo, los premios abundan (hay más premios que buenas novelas o buenas canciones para tatuarse en el dorso), no revelan nada, excepto la fama del que la desea. Sin embargo, su silencio abre un compás para las especulaciones y conjeturas de toda laya: desde los elogios —la mayoría de ellos de medio pelo, por pseudo pedagógicos, como de listines trucados, con un pelín de cátedra casposa cuyo propósito es querer reconvenir la falta de sensibilidad de parte de los que están y continuarán extrañados por la hazaña de la Academia del Nobel por haber elegido, a secas, a un cantante y no, según la tradición, a un dramaturgo, novelista o poeta— hasta llegar al escarnio químicamente puro.

Leer más: ¿Qué pedo con Bob?

Eva Liébana - se suma al 4º Festival de Literatura en español de Copenhague, septiembre 28 al 30 )

eva lievana 250Eva Liébana se suma al 4º Festival de Literatura en español de Copenhague, el cual se llevará a cabo desde el 28 al 30 de septiembre de 2016.

 

Eva Liébana, Dinamarca / España, 1948.

 

Es titulada en Español por la Universidad de Copenhague con una especial dedicación a la fonética. Vive en España desde 1975. Entre 1987 y 2015 fue profesora en la Universidad Complutense de Madrid de Lengua y Cultura Danesas así como en el Máster de traducción literaria.

Fue directora del Departamento de Danés de la Escuela Oficial de Idiomas en la Universidad Complutense de Madrid de 1986 a 2015. Durante estos años ha formado a una serie de españoles que hoy en día se dedican a la enseñanza del danés y a la traducción de la literatura danesa al castellano. De 1986 a 1996 fue intérprete free-lance en la cabina danesa del Parlamento Europeo (español, inglés y sueco). También ha sido organizadora de múltiples eventos culturales y seminarios con autores daneses y sus traductores al español. Ha traducido varios títulos de relatos daneses. En 2015 fue nombrada Profesora Honorífica por la Universidad Complutense de Madrid.

Leer más: Eva Liébana - se suma al 4º Festival de...

Subcategorías

  • La columna de Pablo Valle
  • La columna de Consuelo Triviño Anzola
    La columna de Consuelo Triviño Anzola
  • La columna de Alejandro José López Cáceres
  • La columna de Víctor Montoya
  • La columna de los economistas
    La columna de los economistas
  • Gastronomia
  • Entrevistas
  • Invitado Especial

    Elit Nullam pellentesque vitae Nulla eget Sed eget sed adipiscing accumsan. Tincidunt felis non amet et eu Nulla egestas cursus accumsan condimentum. Tincidunt accumsan tincidunt dolor pellentesque accumsan Nullam convallis egestas nunc quis. Mauris Suspendisse at pretium ac Aenean faucibus Morbi convallis pharetra et. Sed ut sed Vestibulum ut elit congue convallis massa ante consectetuer. Curabitur non Phasellus cursus et Vestibulum enim lorem.

  • El Otro Lado De La Luna

    Dolor ut id enim dolor auctor a Aenean Vestibulum lorem egestas. Nunc egestas ut tempus felis quam elit orci ut congue porttitor. Congue non est velit Vivamus hac iaculis neque Morbi faucibus et. Nibh nibh consectetuer semper pretium Cum mauris justo eros Donec Nulla. Ligula Nunc lacus quis dui adipiscing euismod Nam mus mus eu. Aenean at vel interdum nunc elit lorem id nulla nunc Proin. A.

  • La columna de Ricardo Bada

    Praesent Aenean Phasellus risus enim vitae auctor Aenean Donec gravida hendrerit. Vitae tempus eget at lorem sapien nulla eget enim Morbi sit. At habitant enim id dolor risus urna Lorem nec mauris congue. Consequat congue orci id libero justo tellus Morbi nibh Proin interdum. Vestibulum accumsan at nibh pretium tortor Phasellus neque morbi sagittis gravida. Praesent Morbi Aliquam.

  • Patrimonio Inmaterial

    Tortor pretium orci semper platea In condimentum mauris Integer wisi leo. Nibh leo a mauris ipsum justo convallis nunc at orci Fusce. Quis cursus condimentum mollis semper nulla elit congue urna sagittis eros. Fringilla.

  • Pintura
  • Cine De Ambos Lados Del Charco

    El cine que recomienda AURORABOREAL

  • EL Polizón

¿Ya has probado el nuevo esmaltado semipermanente Masglo Plus?

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584